Claves para fortalecer el sistema inmunitario

26/03/2018
Claves para fortalecer el sistema inmunitario

El sistema inmunitario tiene una función vital en nuestro organismo, la de preservar la salud controlando a todos los agentes invasores como virus o bacterias, entre otros. Está formado por células, órganos y diferentes tejidos que actúan conjuntamente para protegernos. Cuando el sistema inmunitario se debilita o no funciona correctamente aparecen las temidas enfermedades.

El sistema inmunitario cuenta con unidades protectoras que luchan contra los agentes invasores como son los linfocitos. Fabrica anticuerpos con diferentes funciones como eliminar microbios, virus, hongos... Evitando de esta forma, que se desarrollen enfermedades.

Cuando una persona tiene el sistema inmunológico debilitado carece de esta protección facilitando la entrada de microorganismos en nuestro cuerpo y aumentando de esta manera, las posibilidades de contraer alguna enfermedad y con la desventaja añadida de que las posibilidades de combatirla sean inferiores.


¿Cómo saber si tenemos las defensas bajas?

Nuestro cuerpo cuando el sistema inmunológico está debilitado nos envía ciertas señales como:

  • Cansancio más acentuado de lo habitual

  • Heridas que tardan en cicatrizar

  • Dolores musculares sin haber practicado ejercicio

  • Fragilidad en el cabello


Por otro lado, las personas que tienen las defensas bajas son más propensas a desarrollar:

  • Cuadros de otitis o sinusitis (dos o más cuadros al año)

  • Diarrea crónica con pérdida de peso

  • Infecciones virales recurrentes (resfriados, herpes, verrugas...)

  • Desarrollo de abcesos

  • Infecciones constantes por hongos en la boca, piel u otras zonas visibles del cuerpo


¿Cómo fortalecer el sistema inmunitario?


Si se observan algunos de los síntomas detallados anteriormente, es momento para realizar unos cambios en nuestros hábitos diarios para aumentar las defensas de nuestro organismo:

  • Descanso: dormir las horas necesarias, entre 7-8 diarias.

  • Dieta equilibrada: sigue una dieta equilibrada, que aporte proteínas, hidratos de carbono y grasas de origen no animal. Consume alimentos ricos en antioxidantes (frutas y verduras)

  • Actividad física: el ejercicio contribuye a que nuestros pulmones y corazón funcionen mejor, fortalece los huesos y las articulaciones, y mejora la calidad de vida en general.

  • Estrés:  el estrés consume las reservas de vitaminas y minerales que necesitamos para mantener fuerte nuestro sistema inmunitario. Las personas con estrés son propensas a bajar sus defensas.

  • Tabaco y alcohol: evita el consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas.

  • Vacunación: asegura mantener las vacunas al día, sobre todo en el caso de niños y personas mayores.


Suplementos nutricionales para aumentar las defensas

En la farmacia podemos encontrar diferentes tipos de suplementos nutricionales adecuados para aumentar nuestras defensas como:

  • Própolis:  el própolis ayuda a regular el sistema inmunitario, además tiene propiedades antifúngicas, antivirales, antiparasitarias, antioxidantes y antitumorales.

  • Vitamina C:  ayuda al funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, la podemos consumir a diario para aumentar nuestras defensas.

  • Vitamina D: esta vitamina entre sus muchas funciones, tiene la de suprimir la inmunidad adaptativa y promover la inmunidad innata.

  • Papaya: la papaya estimula las defensas naturales aumentando la inmunidad de nuestro organismo. Además es detox y antioxidante.

  • Equinácea: esta planta estimula la formación de glóbulos blancos que nos defienden de infecciones y neutralizan virus.

  • Jengibre: además de mejorar las digestiones y de sus efectos antiinflamatorios, el jengibre tiene la capacidad de estimular el sistema inmunitario.

  • Jalea real: es altamente nutritiva, estimula el sistema nervioso y el inmunológico al aumentar las defensas.




Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload