Correr en ayunas: lo que tienes que tener en cuenta

29/06/2015
Correr en ayunas: lo que tienes que tener en cuenta

El running está de moda, en los últimos años se ha convertido en un fenómeno social.  En los últimos meses se está extendiendo la tendencia de practicarlo en ayunas y nos llegan muchas consultas: ¿Es mejor correr en ayunas? ¿Aporta algún beneficio? ¿Nos ayuda a estar mejor entrenados? Pues depende de quién, de nuestro estado físico y de salud,  y de como se haga.

De entrada, el objetivo de correr en ayunas, sería el de que nuestro cuerpo consuma más grasas para obtener energía ya que durante el ayuno nuestras reservas de glucógeno hepático están bajo mínimos.

Antes de nada, ¿sabemos cuáles son las fuentes de energía que utilizamos cuando vamos a correr? Pues son los hidratos de carbono y grasas.

  • Los hidratos de carbono provienen de la glucosa sanguínea, del glucógeno muscular y del glucógeno hepático y durarán unas 2 o 3 horas.
  • Las reservas de grasas se utilizan a partir de los 30 minutos de iniciar el ejercicio y a intensidades bajas.

Cuando se consumen hidratos de carbono antes de realizar ejercicio se inactivan en el músculo los mecanismos de utilización de las grasas como fuente de energía y se favorece el uso de carbohidratos. Mientras por el contrario,  si se inicia el entrenamiento con pocos hidratos de carbono disponibles, se facilitan los mecanismos catabólicos y el cuerpo empieza a utilizar las grasas con mayor rapidez.

¿Mejora el rendimiento deportivo?

Si realizamos ejercicio a una baja intensidad, predomina más la resistencia que la intensidad, por lo que nuestro organismo utilizará las grasas como fuente de energía. No se observan grandes diferencias entre entrenar en ayunas o habiendo ingerido carbohidratos. En cambio, si el entrenamiento es intenso, el cuerpo utiliza los hidratos de carbono como energía por lo que podemos tener un menor rendimiento ya que nuestro cuerpo necesita carbohidratos para obtener energía.

Por tanto, si el ejercicio que vamos a realizar es de alta intensidad, el entreno en ayunas no nos aportará ningún beneficio. Si el objetivo es bajar de peso o disminuir el porcentaje de grasa corporal, una dieta adecuada ayudará más en ese sentido, no siendo imprescindible que metamos el entrenamiento en ayunas en nuestra rutina.

Debemos tener en cuenta, que por muchas grasas que tengamos éstas no pueden actuar solas, necesitan carbohidratos, y que si salimos a correr en ayunas, el nivel de glucosa es bajo, y nuestro cerebro, el único órgano que consume glucosa, en su ausencia puede provocarnos mareos, nauseas…

Antes de someternos a esta práctica debemos tener en cuenta si estamos ya entrenados o no y que tipo de ejercicio vamos a realizar. Es desaconsejable salir a correr en ayunas si no te has preparado para ello, sea cual sea la distancia y la intensidad. Te aconsejo que empieces con distancias cortas y teniendo en cuenta el nivel de entreno de cada uno y si aparecen mareos, haz uso de tu sentido común, para de correr y come.

Muy importante es que vayas siempre, bien hidratado y lleves alguna bebida contigo. Las barritas energéticas bajas en calorías y los geles de rehidratación que encontrarás en tu farmacia son ideales.


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload