¿Cuál es el protector solar adecuado para mi piel?

03/06/2013
fotoprotector adecuado para cada piel

Día tras día, respondemos a las preguntas más inquietantes de esta época del año: ¿Como sé cual es mi protector solar? ¿Qué diferencias hay entre spf20, spf30, spf50? ¿Es cierto que spf50+ y spf100 es lo mismo? ¿Son malos los filtros químicos? Así pues, he decidido hacer hincapié en este tema para que todos vosotros podáis resolver vuestras dudas y tomar el sol sin ninguna preocupación, este verano.

Hay muchos factores a tener en cuenta para saber cual es el fotoprotector ideal para cada persona: tipo de piel, lugar y hora donde tomamos el sol, duración de la exposición solar… Pensad, que con los fotoprotectores, no solo evitamos quemaduras solares, sino también, el envejecimiento prematuro de la piel, posible aparición de manchas y pecas, melanomas y carcinomas.

En primer lugar, para escoger el protector adecuado, debes tener en cuenta, el fototipo de tu piel. Y te preguntarás… ¿Qué es el fototipo de la piel? Éste, viene determinado por la resistencia de la piel al sol; es decir, el tiempo que tu piel tarda en enrojecerse. Las pieles más claras, tendrán un fototipo I, las morenas un fototipo de IV o V, mientras que las negras  uno de V. Y.

¿A qué se debe? Cuanto más morena es una piel, mas cantidad de melanina tiene (pigmento natural responsable de dar color a la piel), que a la vez, actúa como defensa frente el sol. Por ejemplo, si alguien es capaz de permanecer 20 minutos bajo el sol sin quemarse, si se aplica un solar con spf8, le va a proporcionar una protección 8 veces superior (2 horas 40 minutos). Os adjunto una tabla, para que cada uno, pueda determinar cual es su índice de protección más indicado.




En segundo lugar, debes comprobar que el producto proteja frente los rayo UVA (fotoenvejecimiento) y UVB (quemaduras). A partir de spf 20, se bloquea la radiación solar UVB en un 94%; un spf50, un 98%.  El bloqueo frente el UVA representa una tercera parte. Con lo cual, un fotoprotector con spf100, significa que tiene una elevadísima protección frente a los UVB y un 33% frente el UVA.

En lo que se refiere a los tipos de filtros hay tres tipos diferentes: los filtros químicos son los absorben la radiación solar, los filtros físicos reflejan la radiación solar como un espejo (el más utilizado es el dióxido de titanio)  y los biológicos que reparan el daño producido por el sol. Hasta ahora, el filtro químico siempre tenía una carta de presentación mejor; textura agradable y galénica de absorción perfecta, aun así, desaconsejado en niños y en pieles atópicas e intolerantes,  mientras que los físicos eran menos cosméticos por ser  más pastosos y dejar capa blanca a la piel, pero más seguros. Sin embargo, actualmente las texturas están muy mejoradas y las hay en forma de fluido, gel… que se absorben muy rápidamente y respetan a las pieles más exigentes. Te aconsejo que pruebes la gama de protectores solares de Isdin, con muchas presentaciones distintas que se adaptan todo tipo de pieles y a todas las zonas expuestas al sol.

¿Cuál es el por qué  de una fórmula pediátrica? Su añadido, es que son productos resistentes al agua y a la fricción; los niños están constantemente en remojo y los vamos secando con toalla. Éstas fórmulas permiten que el producto les proteja durante más tiempo del sol.

Ya ves… un sinfín de preguntas e inquietudes frente el sol. Acuérdate de aplicar siempre el fotoprotector, media hora antes de la exposición solar y renovarlo un mínimo de cada dos horas.


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload