Ibuprofeno y embarazo, mejor evitarlo

27/02/2018
Ibuprofeno y embarazo, mejor evitarlo

Ya es sabido por todos cuando hablamos de medicamentos, que durante el embarazo está desaconsejado el consumo de cualquier fármaco a no ser de que estén prescritos por un médico. Aún así, durante las primeras 24 semanas de embarazo, muchas mujeres toman analgésicos como el ibuprofeno.

Hasta la fecha, a pesar de que los profesionales de la salud desaconsejan cualquier medicamento en el embarazo, se ha hablado mucho de que tomar ibuprofeno durante las primeras semanas de gestación es seguro. Más lejos de la realidad, porque un nuevo estudio publicado en la revista Human Reproduction revela que el consumo de ibuprofeno, aunque sea al inicio del embarazo, puede estar reduciendo el depósito de óvulos de sus hijas.


Los riesgos del Ibuprofeno en el embarazo

Esta noticia es otro motivo que se suma para evitar los analgésicos en el embarazo, a no ser de que éstos sean prescritos por un médido.

Lo cierto es que ya sabemos que el ibuprofeno puede tener consecuencias negativas en el embarazo. Por ello, los profesionales de la salud solo lo prescriben a mujeres embarazadas en situaciones que es verdaderamente nedesario y aún así, las dosis prescritas son mínimas porque tomar ibuprofeno en el embarazo, sobre todo en el último trimestre, puede tener graves consecuencias como:

  • Cerrar los conductos del bebé causando daños en el corazón o en pulmones.

  • Reducir la cantidad de líquido amniótico

  • Provocar parto prematuro o retrasarlo

  • Aumenta el riesgo de hemorragias

  • Puede provocar un aborto natural


El Ibuprofeno atraviesa la placenta

Ahora gracias a este nuevo estudio, también sabemos que una mujer embarazada que consume ibuprofeno en el primer trimestre puede estar afectando al tejido ovárico en el desarrollo fetal, es decir, puede causar daños ováricos en sus hijas.

Los resultados de este estudio aumentan la preocupación de los investigadores sobre los efectos a largo plazo de este analgésico en la fertilidad futura de las mujeres ya que están expuestas cuando están en el vientre de su madre.

Se cree que los primeros efectos que este factor puede tener es:

  • Una vida reproductiva acortada

  • Menopausia prematura

  • Infertilidad

Estos daños se deben a que en el primer trimestre de embarazo, el desarrollo de los folículos del feto todavía no se han completado.

En el estudio se ha demostrado que si durante el embarazo se sigue un tratamiento con ibuprofeno de unos 7 días, la acumulación de células germinales en los ovarios desciende drásticamente y los ovarios no se recuperan al 100%.  El estudio también señala que si el tratamiento con ibuprofeno es corto, se puede esperar que la reserva ovárica se recupere hasta cierto punto.

Si tenemos en cuenta que según las estadísticas un 30% de mujeres toma ibuprofeno en el primer trimestre del embarazo, este nuevo hallazgo merece que se consideren las recomendaciones actuales sobre el consumo de ibuprofeno en el embarazo.


Resultados del estudio

Para llevar a cabo este estudio, se han analizado 185 fetos y se han medido las cantidades de ibuprofeno en sangre en el cordón umbilical para analizar a cúanto ha estado expuesto el feto.

La concentración de este analgésico hallada en los cordones umbilicales de madres que ingerieron 800mg repartidos en 4 dosis de 200mg, es similar a la concentración que se puede encontrar en la sangre de un adulto.

Esto demuestra que el ibuprofeno traspasa la barrera placentaria exponiendo al feto a la misma concentración que la madre.  

El tejido que estuvo expuesto a concentraciones de ibuprofeno de 10 micromolares durante una semana, tenía aproximadamente la mitad del número de células germinales ováricas. Tras 7 días de exposición se pudo observar la muerte celular que se inicia a partir del segundo día y que después de retirar el ibuprofeno, estos efectos nocivos no se revierten por completo.









Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload