¿Proteína animal o vegetal?

21/01/2018
¿Proteína animal o vegetal?
¿Qué me aconseja, proteína animal o vegetal? Esta es una duda que con frecuencia nos surge tanto a los deportistas como a los profesionales de la salud que intentamos aconsejar lo mejor posible.

¿Qué tipo de proteína estimulará mejor la síntesis de musculatura, la vegetal o bien la que proviene de productos lácteos o animales?

Gracias a  estudios controlados y específicos realizados en laboratorio y realizados con voluntarios altamente entrenados se comprueba la respuesta a la ingesta de proteínas de diferentes fuentes.

Habitualmente las proteínas de fuente animal son consideradas mejores para la reconstrucción muscular que las vegetales.

Coincidiendo con esto, los resultados de pruebas de laboratorio nos informan de una mayor respuesta de reconstrucción muscular en atletas después de una ingesta de proteínas de origen animal o lácteo que frente a una ingesta de proteína de soja.

Es más, en pruebas hechas en adultos sanos de mediana edad se revelaba que la reconstrucción muscular en reposo era mayor después de ingerir un filete de buey que comparándolo con la ingesta de proteína de soja de elevada calidad.

En otras pruebas hechas en adultos sanos de avanzada edad, se comprobaba que después de la ingesta de proteína cuyo origen era la caseína la reconstrucción muscular era mayor que después de la ingesta de proteína proveniente de cereales, trigo…

Las diferentes fuentes de proteínas se caracterizan por su digestibilidad y por su aminograma.

Las proteínas cuya fuente son carne, lácteos, y huevos tienen mejor digestibilidad que aquellas que provienen de soja, arroz, trigo o patatas. Es decir que más cantidad de aminoácidos estarán disponibles para sintetizar nueva proteína muscular cuando se ingieren fuentes animales que vegetales.

Recordemos también la importancia de los aminoácidos esenciales(los aminoácidos aportados por la dieta) a la hora de la síntesis de proteína muscular.

Las proteínas de origen animal son la fuente más importante de aminoácidos esenciales, mientras que las proteínas de origen vegetal son deficitarias en algunos de éstos, como por ejemplo la lisina o la metionina.

También debemos resaltar que existen fuentes vegetales como el maíz con alto aporte de leucina  o la quínoa rica en lisina y metionina pudiéndose ser cualificadas como proteínas de alta calidad.

Después de todo esto no podemos descartar ni desprestigiar ninguna de las dos fuentes proteínicas.



Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload