¿Qué son los probióticos y los prebióticos?

16/04/2013
¿Qué son los probióticos y los prebióticos?

¿Gases, estreñimiento, malestar intestinal, piel atópica, intolerancia a la lactosa, alergias,  malestar intestinal cada vez que tomas antibióticos? Y te preguntarás… ¿qué tiene que ver toda esta sintomatología entre sí? Has oído hablar de los probióticos y de los prebióticos? Aquí te cuento un poco sobre ellos, ya que ahora se han puesto de moda y yo quiero que estés a la ¡última con todo!

Los probióticos son microorganismos vivos no patógenos que forman parte de nuestra flora intestinal y aportan beneficios a nuestra salud. Los prebióticos son el sustrato energético que estimula el crecimiento o la actividad de las bacterias en el colon.

¿Donde los encontramos? Desde que se empieza a formar el aparato digestivo de un bebé dentro de la mamá, ya encontramos microbiota; se estabiliza cuando tenemos dos años de vida y dura para siempre. Aún así, hay que ir repoblando nuestra flora intestinal, así que podemos encontrar  probióticos en los yogures y lácteos fermentados y  prebióticos en cebollas, alcachofas, espárragos, plátanos…

Y… ¿qué aportan  a nuestra salud? Favorecen la absorción de minerales como el calcio, producen enzimas digestivas, aceleran el tránsito intestinal, modulan el sistema inmune, actúan como antibióticos naturales…

¿Qué aplicaciones terapéuticas tienen? Se utilizan en forma de suplementos nutricionales, como el Kyo-Dophilus de Vitae, Acidophilus de Solaray, Advanced Acidophilus de Solgar… para varias patologías de tipo intestinal y extra-intestinal.

Te voy a poner algún ejemplo: diarreas; tanto para cortarlas como para prevenir que aparezcan (diarrea del viajero, rotavirus en niños…), intolerancia a la lactosa (hay probióticos que son capaces de producir lactasa, que es el enzima que digiere la lactosa), para úlcera gastroduodenal (impiden la colonización de Helicobacter Pylori), para enfermedad inflamatoria intestinal… Respecto a las patologías extra-intestinales, los probióticos intervienen en procesos de alergias; son capazes de regular la producción de histamina y romper sustancias alergenas. También para casos de vaginitis ya que impiden la colonización por Candida después de la toma de un antibiótico, de aquí la importancia de tomar siempre probióticos junto con el tratamiento antibiótico. Éste e primero, suele tomarse media hora después de la comida principal; una cápsula por día.

¿Quién puede tomarlos? Todo el mundo, a excepción de gente con sistema inmunitario muy bajo, como inmunodeprimidos, pacientes con tratamientos de quimio y postquimio…)

En resumen, los probióticos son tu protector intestinal  que te ayudan a restablecer tu flora y a aumentar tu sistema inmune frente a nuevas infecciones.


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload