La resistencia a los antibióticos

14/02/2018
La resistencia a los antibióticos

Las bacterias son organismos que se encuentran en nuestro organismo. De hecho, muchas son beneficiosas pero hay otras muchas que pueden causar enfermedades.  El abuso o mal uso de los antibióticos causa resistencia a los antibióticos, que hoy en día, ya constituye un problema de salud mundial.

Mientras que las bacterias se pueden encontrar tanto en el interior como en el exterior de nuestro cuerpo, en el caso de los virus no es así ya que éstos no pueden sobrevivir fuera de las células del cuerpo.



¿Qué es un antibiótico?

Un antibiótico es un fármaco antimicrobiano que se emplea para luchar contra las infecciones causadas por bacterias. Luchan contra las infecciones matando a las bacterias o dificultando su desarrollo y reproducción.

Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus. Muchas personas se automedican con antibióticos para tratar procesos víricos cometiendo un grave error que puede derivar en una resistencia microbiana.

Las infecciones causadas por virus no deben tratarse con antibióticos. Entre las infecciones más frecuentes por virus y con las que se cometen errores en la medicación se encuentran: resfriados, gripe, dolor de garganta, tos, bronquitis, sinusitis, infecciones de oídos...



¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos es la capacidad de las bacterias de resistir los efectos de un antibiótico. Esto ocurre cuando las bacterias se modifican siendo capaces de reducir la eficacia de los antibióticos y son capaces de seguir reproduciéndose y causando daños.

Este ya supone un problema de salud mundial y muy preocupante, ya que puede provocar que enfermedades que hasta ahora eran tratables fácilmente con antibióticos se conviertan en infecciones de gran peligro pudiendo costar la vida al paciente.

Además las bacterias resistentes se pueden propagar a otros miembros de la familia, amigos, compañeros de trabajo... amenazando a toda la comunidad. Estas bacterias son más difíciles de matar y en los casos más grave pueden llevar a discapacidades graves o incluso la muerte.





¿Por qué cada vez las bacterias son más resistentes?

La resistencia a los antibióticos se debe al uso excesivo e indebido de los antibióticos. Cuando tomamos un antibiótico, mueren las bacterias que son sensibles a éste pero quedan vivas bacterias resistentes que pueden crecer y reproducirse. Es de esta forma, que el uso de antibióticos puede aumentar la cantidad de bacterias resistentes.

Los antibióticos no son eficaces para tratar las infecciones víricas. Su uso extenso para este tipo de enfermedades víricas es un claro ejemplo de como el abuso de los antibióticos puede promover la propagación de la resistencia microbiana.  El uso correcto de los antibióticos es clave para controlar la propagación de esta resistencia.

Las bacterias se vuelven resistentes de varias maneras:

  • Algunas bacterias pueden neutralizar los antibióticos.

  • Otras desplazan los antibióticos fuera de las bacterias antes de que actúen.

  • Algunas bacterias pueden cambiar su estructura para evitar el antibiótico.

Tan solo basta que una bacteria se vuelva resistente a los antibióticos para que ésta pueda reproducirse y reponer a las bacterias que ya murieron.



Cómo hacer un uso responsable de los antibióticos

Todos podemos contribuir en prevenir la resistencia a los antibióticos de la siguiente forma:

  • Tomando antibióticos sólo bajo prescripción médica

  • Seguir las indicaciones de cómo tomar el antibiótico al pie de la letra, respetando las dosis prescritas y la duración del tratamiento.

  • Deshechando todos los antibióticos sobrantes. No compartirlos con otras personas, ni guardarlos para otra ocasión.

  • No tomar nunca antibióticos para una infección vírica.

  • No tomar nunca antibióticos que fueron recetados a otra persona.



¿Ayudan los probióticos a reducir la resistencia a los antibióticos?

Los probióticos son microorganismos que están en nuestro organismo pero a diferencia de las bacterias infecciosas, éstos contribuyen en mejorar la salud aunque en ningún caso, se ha establecido que tengan ningún papel a la hora de prevenir la resistencia microbiana.



Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload