El primer trimestre del embarazo

15/10/2015
El primer trimestre del embarazo

Quizás estoy embarazada… No sé… llego a casa más cansada de la cuenta, me cuesta seguir la sesión de spining de 1 hora, bostezo sin ton ni son, orino con frecuencia…

Y qué decir de las secreciones! Salivo frecuentemente y el flujo vaginal es más espeso. Además, estoy muy sensible. Soy feliz, pero a veces me apetece llorar. También siento todos los olores… y algunos, me disgustan más de la cuenta.

Si sientes todo esto y aún es pronto para una prueba de embarazo, te aconsejo que seas prudente; ten cuidado con el alcohol, el tabaco, el café… es preferible que ante la duda, prevengas.

Si llega el día con una cruz roja marcada en el calendario y no te baja la regla, espérate… no te obsesiones. Deja que pasen unos días. Los ciclos menstruales no siempre son iguales. Si ha pasado ya, una semana y aún sigues igual, hazte la prueba. Si el test sale positivo, ¡Enhorabuena, estás embarazada! Y ya han pasado 15 días. Te queda nada para cumplir el primer mes; 4 semanas. Aún es pronto para decirlo. Pide hora con tu ginecólogo/a, quien te confirmará que estás en estado.

A partir de aquí, empieza una experiencia única, maravillosa y a veces, indescriptible.

Empiezan pequeños cambios físicos. Aumento ligero de peso, del tamaño de los pechos junto con más sensibilidad, se hincha el estómago, se acentúa el olfato y pueden aparecer náuseas y vómitos. Sobre todo, por la mañana, cuando te levantes. Se debe a la sensación de vacío en el estómago y a olores que puedas percibir. Puedes tener un vasito de agua, una infusión de jengibre o un poco de té de hierbas junto con unas galletas secas, en tu mesita de noche, para evitar el vómito.

Tómate cada mañana el suplemento vitamínico con ácido fólico (muy importante para el desarrollo del tubo neural y la buena formación del bebé) que te haya recomendado tu ginecólogo/a, junto con un zumo de naranja a poder ser, natural.

Durante el primer trimestre es cuando se forman los órganos vitales de tu bebé, así que es importante que sigas una dieta equilibrada; como poca cantidad y con frecuencia ya que el estómago lo digiere mucho mejor. Ingiere todo tipo de alimentos, aumentando la toma de carnes rojas y pescado azul. Recuerda que tiene que estar bien cocido o previamente congelado. Evita los embutidos, carnes y pescados crudos, fritos… Toma mucha fruta y verdura, previamente bien lavada. Además de ser rica en vitaminas y minerales, llevan mucha fibra, la cual te ayudará a prevenir el estreñimiento. Y mejor toma los cereales integrales.

Y… ¿demasiado cansada para hacer ejercicio?

Durante el primer trimestre, nuestro cuerpo sufre tantos cambios, que nos sentimos agotadas. Te aconsejo que no te exijas para mantener tu programa diario de ejercicio físico. Si tu cuerpo dice basta, le será más beneficioso una hora de descanso que una hora en el gimnasio o una hora de tenis. Una vez pasen los tres primeros meses, ya te sentirás con ganas para volver al gym, andar o bien a la piscina para unos largos.

Después de seis semanas de embarazo, ya tenemos un embrión que mide unos 4mm de largo y pesa 1gr aproximadamente. Rápidamente se va formando la cabeza, el torso, los miembros y la médula. El corazón también empieza a formarse y a latir. Los huesos faciales se desarrollan y se unen entre sí para formar los ojos, la nariz, las orejas… El labio superior ya se aprecia y en la boca se encuentra una minúscula lengua. Los futuros dientes de leche ya están en el interior de la mandíbula que se está formando.

Dale la bienvenida a tu bebé y mimaros mucho. El primer trimestre es super importante. ¡Cuídate y deja que te cuiden!


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload