Flora intestinal: ¿Qué es y cómo cuidarla?

28/12/2017
Flora intestinal: ¿Qué es y cómo cuidarla?

Las bacterias de nuestra flora intestinal son muy importantes para nuestro organismo ya que realizan funciones esenciales para garantizar nuestro buen estado de salud.  Cualquier alteración en nuestra flora intestinal puede ser motivo del desarrollo de algunas enfermedades, así como de desórdenes intestinales.

¿Qué es la flora intestinal?

La flora intestinal es el conjunto de bacterias o microorganismos vivos que habitan en nuestro intestino. Está compuesta por 100 billones de bacterias de las cuales predominan los lactobacilos y la bifidobacterias.

Curiosamente, el número de bacterias de nuestra flora intestinal es 10 veces mayor alo número de células de nuestro organismo, de las cuales, un 95% aproximaamente, viven en el colon y pueden llegar a pesar hasta 1kg.

Estos microorganismos actúan como un órgano más. Poseen una capacidad metabólica importantísima y además desempeñan importantes funciones para el organismo como son las relacionadas con el sistema inmunológico y el correcto desarrollo de los órganos.

Para que nuestra flora intestinal esté en buen equilibrio,  hay que conocerla y hacer todo lo posible para que ésta sea lo más diversa posible y para ello, debemos tener en cuenta de somos nosotros quien la alimentamos a través de lo que comemos.

 

Importancia de la flora intestinal

¿Qué funciones tiene la flora intestinal?

Las bacterias que conforman la flora intestinal son muy beneficiosas para nuestro organismo debido a las funciones que realizan. Algunas de ellas son:

  • Refuerza nuestras defensas frente al ataque de bacterias y virus
  • Protege frente a diarreas consecuencia de tratamientos con antibióticos
  • Fortalece el sistema inmunológico protegiéndonos de muchas enfermedades
  • Contribuye al funcionamiento correcto del sistema digestivo
  • Alivia los síntomas de estreñimiento
  • Interviene en la producción de vitaminas B y K, y en la producción de aminoácidos
  • Aporta la energía necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo
  • Facilita la absorción de minerales como el calcio, hierro y magnesio.

 

 

¿Qué factores pueden alterar la flora intestinal y qué consecuencias tiene?

Nuestra flora intestinal se puede desequilibrar por diversos factores provocando diferentes alteraciones en nuestra salud.  

Las principales situaciones que pueden alterar nuestra flora intestinal son:

 

  • Edad: con el paso del tiempo el número de bacterias que habitan en nuestro intestino disminuye, principalmente a partir de los 60 años.
  • Infecciones: algunas infecciones de origen vírico o bacteriano pueden alteral el equilirio de la flora intestinal.
  • Antibióticos: los antibióticos disminuyen el número de bacterias de nuestra flora.
  • Viajes: realizar viajes al extranjero junto con el consumo de alimentos con los que no estamos familiarizados, puede dar lugar a malestar intestinal.
  • Hábitos no saludables: una mala alimentación, el sedentarismo, el insomnio, el consumo de alcohol, el tabaquismo, el estrés y la contaminación entre otros, puede alterar la flora intestinal.
  • Enfermedades: algunas enfermedades como la enfermedad de chron o la colitis ulcerosa puede afectar a la flora intestinal.

 

Las consecuencias para la salud que puede tener el desequilibrio de la flora intestinal, puede llegar a ser motivo del desarrollo de algunas enfermedades y desórdenes como:

  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Infecciones
  • Debilidad del sistema inmune
  • Diarrea del viajero
  • Hinchazón de estómago
  • Gases
  • Síntomas de alergia

 

flora intestinal consejos

 

¿Cómo mejorar o restablecer nuestra flora intestinal?

Para mantener la flora intestinal en buen estado una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable son fundamentales.

Por otro lado, incorporar prebióticos y probióticos ya sea a través de la alimentación o como suplementos nutricionales, es una medida efectiva de prevención que además contribuye en mejorar, restaurar y mantener la composición de nuestra flora intestinal.

La dieta es la clave para mantener la diversidad de nuestra flora,  para que ésta pueda desarrollar sus funciones y mantenerse en simbiosis con nosotros.

Consumir alimentos ricos en fibra es muy importante debido a que ésta llega al colon sin haber sido digerida y  una vez allí alimenta a las bacterias.

Los prebióticos son un tipo de fibra que facilitan el crecimiento de algunas bacterias beneficiosas.  Un ejemplo de prebiótico es la inulina, una fibra vegetal soluble y fermentable que favorece el crecimiento de las bifidobacterias y que podemos encontrar en alimentos como la alcachofa o el plátano.

Por otro lado tenemos los probióticos que son microorganismos vivos que en la cantidad adecuada son muy beneficiosos para la salud. Los probióticos llegan vivos al colon, resistiendo el paso por el tubo digestivo, donde están considerados flora en tránsito. Es durante este tránsito que ejercen sus funciones y donde pueden llegar a desplazar patógenos, e incluso pueden ser una gran ayuda para hacer frente a diversas molestias digestivas.

Los efectos de los probióticos dependen de la especie, de la cepa y de las cantidades que se consuman. Podemos encontrarlos en alimentos como el yogur, el kefir y las leches fermentadas.

 

Consejos para mantener una flora intestinal saludable

  • Apuesta por una dieta equilibrada y variada.
  • Se recomienda una ingesta diaria de fibra rica en prebióticos superior a 25gr (adultos).
  • Incorpora probióticos en tu alimentación a través de yogures, leches fermentadas u otros alimentos.
  • Mantenerse bien hidratado es fundamental para nuestra flora intestinal.
  • Realizar actividad física regular y adaptada a nuestra realidad.
  • Garantizar un buen descanso y unas buenas pautas de sueño.
  • Evitar tóxicos como el alcohol o el tabaco.
  • Evitar el estrés.

 


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload